San Luis: la Policía impidió que golpearan a un hombre | Policiales | El Diario de la República El Diario de la República
Policiales - | 21-04-2013 | 21:04 | 0

San Luis: la Policía impidió que golpearan a un hombre

Tenía denuncias por amenazas con un arma. Cerca de 100 personas se reunieron frente a su casa. Ocurrió en el barrio Esperanza II, en la zona oeste de la ciudad.

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar
  • +-Texto
  • Compartir
  • Facebook
  • 1/1 La policía tuvo que armar un cordón frente a la casa.

Las inmediaciones del barrio Esperanza II fueron escenario de un enfrentamiento entre un grupo de vecinos y la Policía. Los agentes querían evitar que las personas agredieran a un hombre que vive en el barrio y había sido denunciado por amenazar con un arma de fuego a otras personas que residen ahí. El sospechoso fue demorado en la Comisaría 7ª, pero ya quedó libre.
“Alrededor de cien personas estaban reunidas frente a un departamento del monoblock 7 con intenciones de sacar por la fuerza a la familia de la propiedad”, expresó el jefe de la Comisaría 4ª, comisario Walter Contreras.
El sábado a las 16, en el Centro de Atención de Emergencias recibieron un llamado para solicitar la presencia de policías en el barrio Esperanza II, porque un vecino había sido amenazado por otro con un revólver. Los policías se entrevistaron con un hombre de 49 años, de apellido Camaya, quien manifestó que un vecino de apellido Romero, apodado “Gaby”, lo amenazó con un arma cuando fue a tirar la basura a un contenedor que usan los habitantes del barrio. “Lo invitamos a Camaya para que hiciera la denuncia, pero dijo que la iba hacer en el juzgado”, refirió.
Luego de este inconveniente, las patrullas hacían recorridos esporádicos para evitar otro altercado.
En la Seccional 4ª dos mujeres hicieron denuncias contra la cuestionada familia Romero. Una fue por amenazas de “Gaby” y la otra porque su pareja, Lucía Orozco, había golpeado en el estómago a una embazada de cuatro meses.
Dos horas más tarde se generaron otros disturbios. Según la Policía, cerca de un centenar de vecinos quería agredir y sacar a la fuerza a la familia denunciada. “Según lo que explicaban los manifestantes, se habían reunido porque estaban cansados de que Romero amenazara a los chicos del vecindario y efectuara disparos”, explicó el comisario. “Dentro del grupo había agitadores, eran alrededor de 20 personas que tiraban piedras de gran tamaño contra la propiedad donde vive la cuestionada familia, por lo que tuvimos que hacer disparos intimidatorios para dispersarlos”, refirió.
Romero fue alojado en la Comisaría 7ª, para evitar que los manifestantes continuaran con la agresión.
Ayer a la mañana el juez Penal Nº 2, Jorge Sabaini Zapata, ordenó allanar el departamento en el que vive Romero junto a Orozco y sus hijos, para secuestrar el arma que era utilizada para amenazar a los vecinos. Pero no la hallaron.
Luego de la requisa, Romero fue liberado. La Policía sigue con las actuaciones, que serán elevadas al juzgado.


Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento



Mirá los comentarios
0

Se el primero en comentar