Granos: proyecciones de precios para 2013-2014 | El campo | El Diario de la República El Diario de la República
El campo | 21-07-2013 | 10:15 | 0

Granos: proyecciones de precios para 2013-2014

El último trimestre del año podrían recalentarse los valores del maíz si los productores limitan su oferta. Si bajan las hectáreas con este grano en Argentina, esa superficie será ocupada por la soja.

Por Carlos Etchepare - Columnista
  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar
  • +-Texto
  • Compartir
  • Facebook
  • 1/1

Mientras en el hemisferio norte avanzan las tareas de cosecha de trigo y han finalizado las siembras de los granos forrajeros y oleaginosos, los productores argentinos tienen una amplia proporción de la producción 2012/13 de soja y maíz sin negociar. Además, está concluyendo la siembra de trigo y deben decidir cómo distribuir la superficie a sembrar con los cultivos de la cosecha gruesa en 2013/14.
Maíz: dos panoramas distintos. En el caso del maíz que aún resta negociar, se estima asciende a alrededor de 6 millones de toneladas. En el corto plazo, esta mercadería sólo habrá de tener demanda de parte del consumo interno ya que la exportación ha cubierto el cupo otorgado por el gobierno para el año actual. Si bien existe un compromiso de volver a analizar la situación de oferta para determinar la posibilidad de una mayor apertura de exportaciones, ello habrá de depender de las declaraciones de existencias que los distintos componentes de la cadena comercial (incluidos los productores) realicen al promediar agosto. En base a la información de la que disponemos, esa posibilidad es muy remota y de concretarse, sólo involucrará un volumen poco representativo que probablemente ya habrá de estar en poder de los exportadores de manera que su incidencia sobre los precios del mercado local será menor.
En cuanto a la demanda para consumo interno, el hecho de saber que tiene el abastecimiento asegurado, habrá de limitar cualquier posibilidad de subas importantes en los valores del maíz en el corto plazo. Sin embargo no puede desconocerse que en la medida que nos alejemos de la época de cosecha, los productores que tengan maíz disponible limitarán la oferta y ello puede motivar que en el último trimestre del año ocurra un recalentamiento de los valores. La forma en que se maneje la oferta será fundamental para que esta circunstancia se concrete.
Para pensar en el ciclo 2013/14, debemos poner énfasis en el panorama mundial. El principal productor y exportador es Estados Unidos. Su siembra ha finalizado, con bastantes dificultades, no obstante el desarrollo de los cultivos ha sido muy favorable hasta el presente, con lo cual el optimismo respecto al volumen productivo es mayor. Las estimaciones actuales ubican la cosecha entre 350 y 360 millones de toneladas, unos 90 millones de toneladas más que en el período anterior. Sin embargo aún faltan 60 días para que el clima se encargue de definir si estas estimaciones optimistas se confirman o se producirán novedades menos alentadoras para la producción del gigante maicero mundial.
También aparecen como nuevos “jugadores” del mercado mundial como exportadores de maíz, los países de Europa Oriental, en especial muchos de aquellos que formaban parte de la Unión Soviética. Para el 2013/14 su cosecha de maíz podría llegar a 40 millones de toneladas de la cuales podrán destinar a exportar 20 millones de toneladas.
En la República Popular China, si bien también se espera una producción récord del orden de los 220 millones de toneladas, se especula que en la medida que el crecimiento de su economía no se detenga, el consumo se acercará a los 230 millones de toneladas, de allí que deba recurrir a las importaciones por no menos de 7 millones de toneladas, con el impacto que ello significa para el mercado mundial. Por ahora la posible presencia china como comprador del grano aparece como la única señal positiva para el mercado.
Cuando la Argentina y Brasil (tercero y segundo exportador mundial de maíz R repectivamente) deban tomar la decisión de siembra en las próximas semanas, difícilmente se encuentren con precios que alienten una respuesta positiva. En el caso de Brasil, la proyección de precios internos se ubica en los 200 dólares por tonelada, un monto que difícilmente cubra sus costos de producción y que probablemente habrá de determinar una menor siembra del cereal.
En el caso de nuestro país, tampoco la decisión de siembra resultará sencilla, ya que el precio esperado, teniendo en cuenta el mercado internacional descripto y la vigencia de un 20% de retenciones a la exportación, estará por debajo de los 170 dólares. El anuncio del gobierno de anticipar ROES por 16 millones de toneladas es una buena medida sin embargo en nada cambió la expectativa de precios trazada.
En un contexto nacional de costos crecientes, y con esta perspectiva de precios, la disminución del área dedicada a maíz parece irreversible. Sólo queda esperar que en los próximos 60 días Estados Unidos presente dificultades en su producción y que con ello se registre un aumento de los precios internacionales. Por ahora es más un deseo que una realidad.
Soja: todavía hay mucho en juego. Si lo descripto hasta aquí se concretara, es decir que finalmente se diera en nuestro país una merma en la siembra de maíz, esas hectáreas seguramente irán a soja, lo que no implica que esta leguminosa tenga un mejor panorama de precios.
La Argentina aún tiene para negociar el 50% de la cosecha 2012/13, es decir cerca de 25 millones de toneladas. A diferencia del maíz y del trigo, esa mercadería habrá de recibir todo el impacto de lo que ocurra en el mercado internacional ya que su destino casi total es la exportación. Hay que recordar que nuestro país exporta el 95% de la soja que produce como materia prima (poroto) o producto con algún proceso de elaboración (aceite, harina, biocombustibles). El contexto internacional no es favorable. En este ciclo el mundo ha dispuesto de 30 millones de toneladas más que en el ciclo pasado, en razón de la buena cosecha que finalmente logró EE.UU. y la recuperación de la producción del hemisferio sur. Récord de Brasil y Paraguay y un 25% más que el año anterior en nuestro país.
Si bien es cierto que el productor argentino se está desprendiendo de la soja más lentamente que lo habitual, la realidad muestra que la demanda mantiene la calma frente a un mercado mundial que por ahora observa una evolución favorable de la cosecha estadounidense 2013/14 que apunta a un volumen sin precedentes de 92 millones de toneladas. Ese tonelaje estará disponible a partir de mediados de octubre.
En el ámbito local si no hay una recuperación de los precios mundiales, la demanda industrial no está dispuesta a trabajar a contramargen (pagar de lo que recupera con sus ventas al exterior de los productos elaborados). De hecho ha comenzado a suspender la actividad en algunas plantas por falta de materia prima. Por otra parte el negocio de los biocombustibles está severamente dañado por las intervenciones que se dispusieron desde el área de Axel Kicillof, que retrocedieron gran parte del avance logrado en este sector y también, por las limitaciones que para el ingreso de la mercadería argentina impuso la Unión Europea principal cliente del producto.
Es posible en consecuencia esperar una fuerte recuperación de los precios de la soja. Sólo si se le complica la cosecha a Estados Unidos. No obstante entre mediados de julio y mediados de octubre habrá mucha volatilidad en las cotizaciones y se presentarán oportunidades de cobertura interesantes para cubrir la mercadería que aún está sin vender y la correspondiente a la cosecha 2013/14.
El valor del disponible actual del orden de los 330 dólares responde a un precio de exportación de 530 dólares por tonelada. El valor del mercado internacional (Chicago) muestra un fuerte descenso a partir de agosto, el cual se irá consolidando siempre y cuando se afirme un resultado positivo para la cosecha de Estados Unidos. Si ello es así los productores argentinos deberán pensar en valores del orden de los 290/310 dólares para la cosecha 2013/2014.
Para terminar con la soja, no hay que descuidarse de las actitudes que en materia de política comercial aplicada al producto asuma el gobierno nacional dadas las necesidades de recursos y el por ahora poco alentador panorama que se presenta con el tan “comentado” blanqueo con el que pretendía recaudar unos 5.000 millones de dólares, el mismo ingreso que recibiría sólo por la aplicación de las retenciones actualmente vigente a la soja que aún no se ha vendido.
Trigo: el mercado mundial comienza a definirse. En cuanto al trigo, en el mercado internacional es el producto más definido, por cuanto ya han empezado las tareas de cosecha. La producción mundial se ha recuperado en el hemisferio norte que aporta el 90% del total. A excepción de Estados Unidos todos los países productores están recuperando volumen y particularmente la región de Europa oriental dispondrá de una cosecha de 103 millones de toneladas de las cuales destinará 35 millones de toneladas al mercado mundial,
La Argentina está finalizando su siembra y el crecimiento del área respecto al ciclo previo será sólo marginal. Si el clima acompaña, se dispondrá de 11 millones de toneladas de producción.
Con la experiencia reciente, largamente tratada en estas notas en ediciones anteriores en donde se anticipó todo aquello que hoy es noticia en muchos medios, no es ilógico suponer que la Secretaría de Comercio Interior, más allá de los discursos y promesas públicas será muy restrictiva en materia de exportaciones como así también los propios exportadores. En este sentido, esperar un valor como el que tiene actualmente el trigo a cosecha, es decir entre 190 y 200 dólares la tonelada parece lo más adecuado. Al respecto, si bien la siembra en el NOA y en el NEA ha resultado inferior a la del ciclo anterior y la evolución del cultivo presenta serias dificultades, aquel trigo que pueda ingresar al circuito comercial entre el 15 de octubre y el 30 de noviembre probablemente reciba un “premio” importante por sobre el que ingrese a partir de diciembre.
 


Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento



Mirá los comentarios
0

Se el primero en comentar